no está satisfecha

pesca ilegal y favores para  loas grandes y nada para artesanales y consumo

¿MINISTRO IGNORANTE O CORRUPTO?

La sofistificación de las malas prácticas de la corrupción resultan cada vez más complejas, como hemos apreciado recientemente en el caso "Lava Jato", pretendiendo darse tonos de legalidad a supuestos convenios, para trasladar dineros de coimas a ex-autoridades peruanas.

Juan Rebaza Carpio

Publicado: 2017-05-23


Y es que en el sector pesquero pareciera suceder algo parecido, con dudosos informes de IMARPE (Instituto del Mar del Perú), para permitir la depredación de la Anchoveta, y ante su escasez, destinar especies como Jurel, Caballa, Merluza, etc., para la fabricación de harina, aun cuando ello destruya la pesca artesanal, y las justas expectativas de la población por una conveniente alimentación; confirmándose así, que nuestro ente científico ha sido secuestrado por intereses mercantilistas, con oscuros personajes como Renato Guevara, quien funge de Director Científico, para pretender convencernos que las especies mayores de nuestro mar, sólo consumen el 15 % de la Anchoveta como dieta alimentaria, restándole así importancia, para justificar su orientación a la harina.

Son inocultables las decisiones del Ministro Bruno Giuffra, por privilegiar la actividad harinera, a la cual le suma plena libertad para evitar controles en los puertos, además de no incrementar los derechos de pesca, exonerados del impuesto a la renta, por sospechosas pérdidas en sus balances, y hasta beneficiados con millonarios subsidios, con las devoluciones del Impuesto General a las Ventas, en sumas mayores a las pagadas, y hasta sospechas de evasión de impuestos, lavado de activos e investigaciones por narcotráfico. Ahora, mediante Resolución Ministerial No. 163-2017-PRODUCE del 10.04.2017, pretende seguir beneficiando la actividad harinera, con un confuso y extenso Decreto Supremo, cuyas consideraciones se extienden a 98 tediosas páginas, buscando anular sanciones desde el año 2010, cuando en Paita, diversas empresas no permitieron el ingreso de inspectores acreditados, y también rebajar multas pendientes entre 80 % a 90 %, por pesca juvenil y detecciones satelitales. Pagos de multas con descuentos, fraccionamiento en los pagos, reducciones de días de suspensiones, exoneraciones de sanciones, si el infractor no es detectado infraganti, etc., considera el proyecto Ministerial, que invita en forma engorrosa a alcanzar opiniones, comentarios y/o sugerencias, que más bien parece una forma olímpica de evitarlas.

La  peladilla, anchoveta pequeña, el jurel, la caballa y la merluza se destina a la harina

En Barcelona, España, durante la reunión de la IFFO (International Fishmeal and Fish Oil Organisation), del 01 al 03 de Mayo, Bruno Giuffra, informal asistente al evento, ya comentaba con empresarios peruanos, sobre su compromiso de beneficiarlos, anulándoles sanciones y multas, por encima de la ética que debe primar en la administración de los intereses del país.

El Ministro Giuffra, está demostrando total ignorancia sobre el tema pesquero, mintiendo sobre la salubridad de nuestros recursos pesqueros, aparentando solvencia frente a las afirmaciones y denuncias vivenciales de los pescadores; pero además, defendiendo Intereses económicos de la élite empresarial harinera, antes que los del país, creando dudas sobre sus reales capacidades profesionales y solvencia moral, y preguntándonos, sobre las virtudes que le han permitido amasar un valioso patrimonio personal, de más de cuarenta millones de dólares americanos.


Escrito por


Publicado en