no está satisfecha

de espaldas a un mar de oportunidades

PESQUERÍA REQUIERE MINISTERIO PROPIO

La trascendencia del mar como inicio de la vida, como regulador de las temperaturas y climas para nuestra supervivencia; como esencial medio de transporte; además contiene beneficios aún no explotados, significando un aglutinador de reservas energéticas, cientos de veces más potentes que las centrales, que funcionan a base de petróleo y carbón. Pero también las aguas del mar, constituyen la esperanza que al desalinizarse, sirvan para regar millones de terrenos desérticos, y aplacar en el futuro la sed de la humanidad; y la presencia de innumerables químicos y minerales, como la sal, yodo, magnesio, bromo, etc., ratifican la inmensidad de incógnitas que encierra el mar.

JUAN REBAZA

Publicado: 2017-06-01


Como increíble fuente alimentaria, el mar ha posibilitado hace miles de años, la supervivencia y desarrollo de sucesivas civilizaciones; pero desde hace más de 60 años, la modernidad, el desarrollo materialista y el progreso tecnológico, vienen atentado su preservación, contaminándolo, usándolo como vertedero, y depredando sus recursos marinos.

produce: lejos del mar de la pesca y de la ALIMENTACIÓN popular

En el Perú, el 03.02.1970 se crea el Ministerio de Pesquería, para salvaguardar nuestras 200 millas, y el uso racional de sus riquezas; pero el 10.07.2002, en una deplorable decisión, el MIPE es minimizado como Vice-Ministerio, y adscrito al Ministerio de la Producción, donde está expuesto a la administración de tecnócratas sin experiencia pesquera, y carentes de identificación con la actividad.

PUNTA SAN JUAN: SANTUARIO DE  MARAVILLOSA BIODIVERSIDAD

Con una extensión costera de 3,000 kilómetros, y la soberanía de 200 millas, nuestro mar representa alrededor de un millón de kilómetros cuadrados; aún pletórica de grandes riquezas, cercana a las dimensiones de la extensión terrestre nacional, pero sin un Ministerio propio, que posibilite un adecuado aprovechamiento para el desarrollo peruano. La carencia de autoridades exclusivas y enteradas, han originado en los últimos años, que los aportes económicos al país, que representaban el segundo en importancia, hayan descendido en forma alarmante; además que los actos de corrupción se han incrementado con pescas ilegales, evasiones tributarias, empobrecimiento de los puertos pesqueros, contaminaciones, depredación de recursos pesqueros, lavados de activos, etc., sin que el Gobierno pueda evitarlo, a través de un simple Vice-Ministerio, plagado de personajes improvisados, quienes desconocen la idiosincrasia, de quiénes viven cerca del mar, y aglutinan esenciales sabidurías.

Durante la existencia del Ministerio de Pesquería, se reestructuró el sector harinero luego de su estatización; se incrementó el consumo de pescado a través de EPSEP, y de miles de pequeños comerciantes provistos de casetas en todo el país, introduciendo especies como Jurel, Caballa, Merluza, etc.; se creó el Fondo de Reactivación Pesquera, hoy denominado FONDEPES; se construyeron muelles artesanales estratégicos, etc.

DEPREDACION SIN LIMITES SIN IMPORTAR POTENCIAL GASTRONÓMICO

La modernidad y las exigencias tecnológicas, requieren pues de un órgano rector, que el Gobierno debe repensar, otorgándole a la pesquería un Ministerio propio, que además no representará incremento de personal, ni aumentos presupuestales.


Escrito por


Publicado en